|

Medida de contraflujo pasó la prueba de los conductores

La división del carril subiendo desde la calle 22 hasta la 25 con avenida Guabinal tomó a algunos conductores y peatones por sorpresa.

A las 11:30 de la mañana de ayer, funcionarios de la Secretaría de Tránsito y Policía de Carreteras dividieron con conos y señalización el paso del carril de subida, desde la calle 25 hasta la 22 con avenida Guabinal.

La medida busca agilizar la evacuación de los vehículos que bajan en horas pico y forman largas filas para acceder a la avenida Ambalá o continuar por el carreteable hacia el norte de la capital.

Aunque la estrategia fue difundida desde la semana pasada por parte de la Secretaría de Tránsito de Ibagué, ayer algunos conductores desconocían la misma.

Motociclistas y particulares presentaron quejas, ya que no se contaba con un plegable en la calle 22 y anteriores para indicar el desvío por el carril izquierdo (de subida) y tomar la avenida Ambalá.

Con pitos, los uniformados de tránsito coordinaban y dirigían a los conductores para el desvío por el carril.

Otros ibaguereños se molestaron por el cierre en la calle 24A, pues restringe el giro a la izquierda para el acceso al barrio La Esperanza, efectuar la U con dirección al hospital San Francisco o el retorno al Centro.

Ómar Celis, taxista, señaló que la medida es buena ya que descongestiona el tráfico, pues un ibaguereño puede tardar más de 10 minutos en un trancón en este sector.

El director operativo de Tránsito de Ibagué, Geovanny Posada, destacó que la medida es positiva ya que la fila de los carros alcanzaba hasta las tres manzanas.

Datos preliminares ayer, en el inicio de la jornada, registraba que de 11:30 a 11:45 de la mañana solo 36 vehículos y ocho motociclistas habían optado por tomar el contraflujo y desviarse en la calle 25 sobre la avenida Ambalá.

A las 12 del mediodía, 40 carros y 20 motos fueron acatando la medida. El número, según Posada, iba en aumento conforme se acercaba la 1 p.m.

Solanyi Carvajal no avaló la medida, pues como peatón, debió esperar cerca de 30 minutos en el separador de la calle 25 con avenida Guabinal para poder cruzar por el carril de contraflujo hasta la acera.

La secretaria de Tránsito, Martha Pilonietta, dijo que las inconformidades por parte de algunas de estas personas obedece a una estrategia para mejorar la movilidad y fomentar la cultura ciudadana. La funcionaria recordó a los peatones que las cebras permiten un tránsito seguro.

Además, que existen vías alternas como las carrera Quinta y Sexta que los conductores pueden tomar para movilizarse.

Fuente: El Nuevo Dia