|

Taxista escopolaminado en Ibagué

DATA_ART_4092680_BIG_CEUn nuevo caso de violencia contra un taxista se registró el miércoles en la noche, todo se debió a que un profesional del volante fue escopolaminado y el vehículo robado. La situación se puso en conocimiento mientras las autoridades se reunían con la ‘mancha amarilla’.

Se trata de José Teófilo Morales, conductor del servicio público afiliado a Megataxi, de placa TGT 113, quien afirma no recordar lo acontecido, luego de llevar una carrera al barrio Tulio Varón.

El hombre relató que solo hasta la mañana de ayer recobró el conocimiento, y aunque no recuerda cómo llegó a su casa, estando bajo los efectos del narcótico y con sus emociones alteradas fue remitido a las urgencias del hospital Federico Lleras Acosta para recibir la atención respectiva.

Esta situación se conoció mientras los altos mandos de la Policía sostenían una reunión con el gremio de taxistas en busca de alternativas para disminuir los constantes hurtos que se han producido en los últimos días.

En las afueras del estadio Manuel Murillo Toro, los participantes alertaron sobre los puntos más neurálgicos a la hora de prestar el servicio, siendo estos: Modelia, Protecho, El Salado, Las Delicias, Vasconia, El Bosque, Nueva Castilla, El Oasis, La Gaviota, El Industrial, entre otros.

Quejas

Algunos representantes que estuvieron en la reunión manifestaron su inconformismo con los reductores de velocidad que ha colocado la Secretaría de Tránsito Municipal, debido a que son de concreto, y se debe bajar la celeridad al mínimo, siendo ahí cuando los delincuentes aprovechan para realizar sus fechorías.

Otra de las quejas corresponde al proceso para realizar denuncias, afirmando que es demasiada la demora para la radicación, siendo esta una de las causantes por las cuales los malhechores, al ser identificados, no se les puede realizar el debido proceso por no tener denuncias en su contra.

Los líderes taxistas también manifiestan su inconformismo ante la circulación de otros vehículos amarillos que, según afirman, brindan su servicio de manera ilegal al no contar con la reglamentación necesaria.

Compromisos

La Policía asumió la responsabilidad de instalar de manera gratuita el botón de pánico a los vehículos que lo compren, ya que este tiene un valor de 22 mil pesos y de los tres mil taxis que aproximadamente operan en Ibagué, tan solo 700 lo poseen activo.

La Metropolitana tiene una red de apoyo que aseguran van a promover, ya que solamente hacen parte de esta 60 taxistas, y solo se requiere llevar la copia de la cédula y diligenciar un formato para que se pueda suministrar la frecuencia radial.

Otro compromiso es realizar retenes constantes para que los conductores de la ‘mancha amarilla’ puedan informar si tienen alguna sospecha de los pasajeros y proceder a las requisas correspondientes. La Policía Metropolitana se encuentra haciendo operativos de vigilancia y acordonamiento por la ciudad para dar con el paradero del vehículo y los posibles responsables que escopolaminaron al taxista mayor de 50 años.

Fuente: www.elnuevodia.com.co