La decisión se tomará en el Puesto de Mando Unificado, que dirige por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres. Al finalizar la reunión este lunes se sabrá si es posible dar paso a más vehículos o no

Vía al Llano este lunes a las 8:00 de la mañana se reunirá el Puesto de Mando Unificado (PMU) de la vía Bogotá-Villavicencio para discutir una propuesta del Ministerio de Transporte de dar paso a los vehículos particulares por el segmento de este corredor declarado en emergencia (kilómetro 58), pues a la fecha solo se permite la circulación de camiones de carga pesada y buses de servicio público de manera permanente.

El pasado viernes se anunció además que a partir del sábado 19 de octubre y durante todos los fines de semana en adelante podrán circular los carros particulares entre las 6:00 de la mañana y las 5:00 de la tarde, también se permitirán los pequeños buses de transporte público, a taxis y a motocicletas.

El viceministro de Infraestructura, Manuel Gutiérrez, le dijo a Caracol Radio que la proposición de la entidad plantea implementar un plan piloto que permita el tránsito todos los días entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, siempre y cuando las condiciones lo permitan. De acuerdo con la información reportada, en las últimas dos semanas no se han presentado lluvias ni caída de material, lo cual garantiza la seguridad de los viajeros.

La vía al Llano duró más de tres meses cerrada después del desprendimiento de unos 6.000 metros cúbicos de material en el kilómetro 58, poco antes de la entrada al municipio de Guayabetal (Cundinamarca), el primer fin de semana de julio. A mediados de septiembre se habilitó el paso primero a vehículos de carga con un peso igual o superior a 3,4 toneladas y luego a vehículos de transporte de pasajeros por carretera tipo B (entre 10 y 19 pasajeros).

El PMU es dirigido por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) y de él hacen parte el Ministerio de Transporte, las gobernaciones de Meta y Cundinamarca, los municipios de Guayabetal, Villavicencio, Quetame, Cáqueza y Chipaque.

En entrevista con Caracol Radio, Gutiérrez aseguró que hace unos días comenzaron los trabajos para las obras de contención que incluyen la construcción de un muro de contención conocido técnicamente como tablestacado y de tres pozos en la parte superior de la meseta de donde surgen los deslizamientos para extraer el agua de la montaña, “tenemos un buen avance en la obra, están trabajando todos los días de la semana en tunos largos”, dijo.

Fuente: El Espectador

Imagen: Archivo El Espectador