|

Logística y Transporte: Peajes con recaudo electrónico, una realidad en Colombia

Logística y Transporte: Peajes con recaudo electrónico, una realidad en Colombia

El Sistema de Interoperabilidad de Peajes con Recaudo Electrónico Vehicular permitirá que las largas filas en las casetas de peaje sean una molestia del pasado.

Por: Marta Bernal González
@bernalisima

Nikola Tesla nunca hubiera imaginado que su idea de transmisión eléctrica sin cables se pudiera implementar en dispositivos que facilitarían la vida en el planeta. En el segundo semestre de 2016, se aplicará la tecnología inalámbrica, entre otras, para descongestionar el paso de automotores por las estaciones de peaje en Colombia. Inicialmente, se implementará en los peajes de las vías 4G y los operados por el Instituto Nacional de Vías (INVÍAS).

Con la Resolución 4303 del 23 de octubre de 2015, por la cual se reglamenta la Interoperabilidad de Peajes con Recaudo Electrónico Vehicular (IP/ REV), se despeja el camino y por medio del proceso número APP-IP-001-2015 se adjudicará la concesión para el equipamiento y gestión total del servicio de recaudo de las tasas de peaje y la operación de las estaciones de pesaje que se encuentran a cargo del INVÍAS. El contrato, estimado en $90.000 millones, será para 15 estaciones de peajes.

La implementación de este sistema agilizará el transporte en Colombia, lo que ayudará a mejorar la competitividad del país en cuanto a transporte de carga se refiere. Para Jairo Herrera Murillo,
presidente de la Asociación Nacional de Empresas Transportadoras de Carga por Carretera (ASECARGA), lo más importante es que “agiliza el flujo vehicular, permite un mayor control efectivo a los conductores y a la flota de camiones, y seguridad”. Según el vicepresidente, Germán Vargas Lleras, este adelanto representará un ahorro del 20% en los costos de las empresas transportadoras.

Al normalizar todo el sistema, un usuario podrá utilizar un único dispositivo a bordo de su vehículo y no tendrá que llevar dinero en efectivo para pagar peajes, lo que aumenta la seguridad de los viajeros. Por otra parte, los administradores del sistema tendrán la posibilidad de optimizar el proceso de cobro y reducir costos de operación.

INTEROPERABILIDAD

En Colombia, a partir de 2010, ya se han implementado sistemas para el recaudo electrónico de peajes en concesiones a nivel local. Hasta el momento, estos no son interoperables y los conductores deben llevar varios dispositivos para utilizarlos en los peajes. Por esta razón, no se cuenta con información consolidada de las operaciones de los 462 peajes que existen a nivel nacional ni es posible un monitoreo de las condiciones de los corredores viales.gfr

El reto para la implementación de los peajes electrónicos en Colombia radica en la interoperabilidad del sistema en aspectos como la tecnología, las normas y la completa coordinación entre las entidades responsables de su funcionamiento.

La exitosa operación a nivel nacional dependerá de la habilidad de los sistemas para interactuar e intercambiar datos de acuerdo con estándares internacionales. Entonces, será posible obtener información a tiempo, observar el movimiento de carreteras y generar alertas cuando sea necesario.

FUNCIONAMIENTO

El Sistema de Interoperabilidad de Peajes con Recaudo Electrónico Vehicular (IP/REV) pretende incluir tecnologías inalámbricas y cableadas con el fin de intercambiar información entre un dispositivo de tecnología TAG RFID (etiqueta de identificación por radiofrecuencia), ubicado en el vehículo, y un artefacto instalado en la infraestructura. Esto permite que el vehículo no tenga que detenerse para el pago de la tasa de peaje.

El proceso comienza cuando cada concesión de peaje (con carriles IP/REV) suscribe el contrato con los intermediarios, las redes IP/REV (los administradores de las redes de interconexión de sistemas de información) y los INT IP/REV (las entidades financieras).

Por su parte, el propietario del vehículo adquiere un TAG RFID con un intermediario a través de un contrato. En este trámite queda registrada la información del vehículo, que será validada por la entidad para activar el dispositivo. Una vez activado, el usuario instala el TAG en su vehículo.

Mientras tanto, el intermediario envía al SiGT (Subsistema para la Gestión de Transacciones) la información de los dispositivos activados, los detalles del contrato y el saldo de la cuenta. Luego, esta información pasa a los operadores (OP IP/REV), quienes realizan por medio de sensores, desde los puestos de cada peaje cuando se acerca un vehículo, la lectura del dispositivo TAG RFID, de la placa del vehículo, y la consulta de la base de datos para obtener la categoría registrada y determinar la tasa a cobrar.

wetDesde la plaza del peaje se envía la información al COP (Centro de Operación de Peajes), donde el SiGT almacena la información que puede ser consultada por los INT IP/REV (entidades financieras o personas jurídicas encargadas de recaudar el pago de peajes), para actualizar el estado de las cuentas. A su vez, estos INT IP/ REV actualizan en el sistema las novedades del vehículo (mora, traspaso de propiedad, activación de nuevos dispositivos).

Finalmente, los operadores pasan la cuenta de cobro correspondiente a los intermediarios y se realiza el pago.  Existirán cuatro colores en los dispositivos TAG RFID de acuerdo con las clases de vehículos del Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT): uno para vehículos exentos; otro para automóvil, camioneta y campero; un tercero para identificar los buses, busetas y microbuses, y un cuarto para camiones, tractocamiones y volquetas.

El sistema será administrado por el Ministerio de Transporte, operado por INVÍAS, la Agencia de Infraestructura Nacional (ANI) y la Superintendencia de Puertos y Transporte.

Fuente: REVISTA DE LOGÍSTICA

Imagen: REVISTA DE LOGISTICA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *