|

La ‘Guerra del SOAT’ ocasiona accidentes en Ibagué

DATA_ART_4274347_BIG_CELuego del accidente de tránsito registrado en la noche del miércoles, donde resultaron cuatro personas lesionadas, tras el choque entre una ambulancia y una camioneta sobre la avenida Pedro Tafur, salieron a relucir denuncias, en las que un auxiliar de enfermería asegura que fue amenazado de muerte.

Todo inició sobre las 7 de la noche, cuando la ambulancia de placa NVR 095, conducida por Víctor Julio Salazar Narváez, chocó contra la camioneta de placa IBZ 367, conducida por José Ángelo Osorio Moreno, quien iba acompañado de Diana Marcela Osorio Moreno.

En ese mismo accidente, un peatón fue arrollado por la ambulancia cuando perdió el control y se detuvo contra un árbol en la entrada del barrio Palermo.

Resultado de este accidente, salió con un trauma cervical el conductor de la ambulancia, de 35 años y la mujer de 33, que iba en el campero, quien resultó con un esguince en la columna cervical.

Inexplicable

Lo peor de todo sucedió cuando el auxiliar de enfermería William González, quien presta sus servicios para Ambulancias Umet, fue agredido por auxiliares de otra empresa de sanidad, quienes le pelearon la atención a un paciente.

No bastando con esto, dijo el denunciante, una mujer de nombre Lina María Marín Morales, quien sería responsable de la empresa UNO-A, lo amenazó de muerte por divulgar a diferentes medios locales las agresiones que habría recibido.

“Llegué a atender a un lesionado que iba en la ambulancia afectada, ya se habían ido los otros vehículos con los demás heridos, solo quedaba el que yo estaba atendiendo cuando arribaron los otros, llegaron y me empujaron contra el vehículo y al paciente que yo estaba atendiendo le quitaron el cuello ortopédico, botándolo a mis pies, y se lo llevaron.

“Denuncié el caso a diferentes medios de comunicación, pues llevo en Ibagué poco tiempo y esto no me parece justo, y ahora esta señora me dijo que por haber denunciado yo iba a amanecer con la jeta llena de moscos; también me dijo que los sapos se mueren y que los muertos no hablan, ente otras amenazas”, denunció el agredido quien recibió cinco días de incapacidad.

Ahora este auxiliar teme por lo que le pueda suceder, pues por sacar a relucir las agresiones que sufrió podría perder su vida. El accidente, que habría sido originado por recoger a un paciente y este suceso, demuestra, una vez más, la ‘guerra del Soat’ que desde hace algún tiempo se gesta en Ibagué.

Fuente: www.elnuevodia.com.co