El Invías prepara un ambicioso plan para dotar a las carreteras del país de un conjunto de tecnologías que permitirán mejorar la seguridad y la operación. Así funcionará

Invías. Por décadas los colombianos hemos operado nuestras vías casi de la misma manera. Hasta ahora, la administración de la red vial pública se limitaba a un poco de pintura para demarcar, señales verticales y reparcheo para los huecos más urgentes. Las concesiones viales representaron un hito al incorporar nuevas tecnologías de señalización, monitoreo, asistencia y mantenimiento. Es por eso que el Invías quiere cambiar esa ‘inequidad’ en las carreteras.

“Estamos estructurando un plan tecnológico que nos va a permitir optimizar y mejorar la operación de la red vial nacional. No hay nada parecido en el país”, dijo a Dinero el director del Instituto Nacional de Vías (Invías), Juan Esteban Gil.

La nueva apuesta se denomina Sistema Inteligente de Transporte (ITS, por su sigla en inglés) y tiene como propósito implementar soluciones tecnológicas para mejorar la movilidad, la seguridad vial y la calidad de vida de los ciudadanos, enfocándose en ejes como la infraestructura, los vehículos y las personas.

Suena bonito, pero la implementación es mucho más compleja y requiere alinear un conjunto de tecnologías y millones de datos que se generarán cada día.

Para que el sistema funcione será necesario sincronizar –como en una orquesta– cámaras, sensores, drones y radares instalados en sitios estratégicos de cada vía. Toda esa información generada irá a un Centro de Control de Operaciones (CCO), en donde se procesarán los datos e imágenes en información útil que servirá para atender tanto el día a día de operación como programar mantenimientos rutinarios e, incluso, imponer multas, entre otras cosas.

 

Algunas de las variables que se podrán controlar mediante estos elementos son: exceso de velocidad en los vehículos, flujos en las vías, lectura de placas, posicionamiento, invasión de carril, contravía, uso de cinturón de seguridad, tumultos de vehículos o personas, tipos de vehículos, pesaje, movimiento de tierras, aumento de caudales, variables climáticas, etc.

“Los ITS facilitan la toma de decisiones a nivel preventivo y correctivo con el propósito de aumentar la productividad y competitividad de una ciudad o una región, por lo cual son cada vez más utilizados en muchos países y ciudades”, dijo Gil.

Lo anterior será soportado por análisis de datos bajo Inteligencia Artificial (IA) y Big Data, con el fin de incorporar al sistema alertas tempranas, análisis predictivos y acciones en tiempo real que permitan reducir siniestros, accidentalidad, o ineficiencias en el sistema de transporte.

El proyecto se estructura de tal forma que sea escalable en el tiempo y que su cubrimiento sea cada vez mayor, tanto a nivel geográfico como institucional.

El ITS se aplicará en cerca de 16.000 kms de carreteras a cargo del Invías y entre sus primeras metas está la de reducir en 26% la accidentalidad para el año 2021

Fuente: Revista Dinero

Imagen: Archivo Revista Dinero