La meta es mejorar la interconexión de más de 14 municipios y brindarle a la región y al país alternativas eficientes para llevar y traer productos desde y hacia los puertos del Pacífico

Puertos del Pacífico. El Gobierno Nacional priorizó en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), la nueva Malla Vial del Valle del Cauca, la cual se ejecutará a través de tres contratos de concesión que licitará la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). Los proyectos de APP, que incluyen recursos públicos, se dividirán en los accesos a la ciudad de Cali y Palmira, y los corredores Buga – Loboguerrero y Loboguerrero – Buenaventura.

“Fue necesario estructurar tres proyectos que respondieran a las necesidades de cada zona en el departamento del Valle y asimismo, facilitar los cierres financieros para cada uno de los tramos que estarán listos para concesionarse. El primero de los tramos que se saldría a licitar en enero de 2020, sería el de los accesos a Cali y Palmira, luego de concluir satisfactoriamente los procesos de consulta previa”, aseguró el Presidente de la ANI, Louis Kleyn.

Los accesos a la ciudad de Cali, contempla la Avenida  Ciudad de Cali, y los corredores Jamundí – Villarrica, Cali (Sameco) – Yumbo, además realizará obras en Palmira y en el tramo Cali – Candelaria. Todas estas intervenciones tienen un costo de 3.2 billones de pesos para sus etapas de construcción, operación y mantenimiento.

Precisamente para avanzar con este primer tramo, la Agencia Nacional de Infraestructura, la Gobernación del Valle de Cauca y las municipios de Cali y Jamundí firmaron recientemente un convenio para acompañar los procesos de consulta de previa con  las comunidades de San Isidro, Las Dos Aguas de Cascajal y Bocas del Palo, y así garantizar la participación de estas poblaciones en el proyecto de infraestructura.

El segundo proyecto que se licitaría es Buga – Loboguerrero, en este corredor se construirá la segunda calzada adosada entre Buga y el sector conocido como Mediacanoa; así mismo, se terminarán 17 kilómetros de segunda calzada desde este mismo sector hasta Loboguerrero.

La estructuración de este proyecto lleva nueve meses en curso y la ANI trabaja para que en el primer semestre de 2020 pueda adjudicarse, el costo aproximado de las intervenciones en este corredor es $1.8 billones.

Por último, se licitará el proyecto que va de Loboguerrero a Buenaventura y que busca la consolidación de la segunda calzada del tramo Loboguerrero – Citronela, la construcción de la segunda calzada en la variante alterna interna, y el mantenimiento y la operación de 18 túneles y el resto de la vía. Para este proyecto se contempla reubicar el peaje de Loboguerrero a Cisneros y culminar los procesos de consulta previas existentes, antes de buscar oferentes en julio de 2020. La inversión estimada será de 2.3 Billones.

Con estos tres proyectos viales se garantizará para el departamento la movilidad y seguridad de pasajeros y de carga, facilitando el intercambio comercial de esta región con el centro del país y los puertos del Pacífico.

Este modelo de estructuración de la Malla Vial es un instrumento de vinculación de capital privado para la provisión de bienes públicos. De esta manera, la ANI, en nombre del Gobierno Nacional, realiza los estudios vigentes de la Malla Vial, posteriormente realizará la estructuración técnica, legal, y financiera de cada uno de los proyectos y como último paso, abrirá  licitación para que las empresas interesadas participen para la construcción de estas obras.

Fuente: Ministerio de Transporte

Imagen: Archivo Ministerio de Transporte